Chindama

 

La leyenda de Chindama

 

El símbolo de una gran amistad de Felipe y yo. Desde pasar un puente de hamaca que se estaba cayendo hasta escalar y ver la muerte muy cerca. Al final pudimos llegar y esta vez vuelvo a ir pero con Roberto y Luna.

 Luna en la cocina de don Hugo

Luna en la cocina de don Hugo

 Retrato de Enrique

Retrato de Enrique

Esta vez la aventura es a chindama, ya sería mi tercera vez, pero ahora es diferente ya  la ceniza del volcán turrialba ha cambiado el color del río haciéndolo celeste.

Todo mi equipo estaba mojado, no quedo de otra que pedir arroz en el el pueblo y poner todo en bolsitas para ver si se podía lograr documentar la catarata. Me llevaron a conocer a los baqueanos de la zona, don Hugo me presenta a Jesús, Chato , Enrique  y les cuenta sobre el proyecto. Cada uno se sabe una catarata diferente, y además sospechaban que yo ando buscando la catarata de las montañas asi que me ofrecieron llevarme en otra ocasión.

Levantarse a las 4 am no es algo fácil, pero la luz es perfecta para hacer todo tipo de tomas.

 Retrato de Luna

Retrato de Luna

 Mi retrato @lightsaint

Mi retrato @lightsaint

 Retrato de Roberto

Retrato de Roberto

Era la primera vez que Enrique iba a la catarata, un local que está siendo entrenado para poder llevar a gente al bosque, lo sentimos con miedo pero al final estaba feliz de ver la poza celeste. 

 Bosque de río Mercedes

Bosque de río Mercedes

 Gavilán Blanco

Gavilán Blanco

 Retrato de Chato

Retrato de Chato

 Río Mercedes

Río Mercedes

El río Mercedes cambió de color desde que las erupciones del volcán Turrialba, ahora tiene tonos azules y grises, el río esta lleno de mariposas morfo que conforme uno se acerca a la catrata van apareciendo m

 Rio Mercedes con Catarata al fondo

Rio Mercedes con Catarata al fondo

 Vista Lateral de Catarata

Vista Lateral de Catarata

 Paisaje de catarata

Paisaje de catarata

 Detalle de  textura de catarata

Detalle de  textura de catarata

 Enrique y Chato

Enrique y Chato

Los sueños mas grandes construyen familias. 

Javier Elizondo Esquivel